Skip to main content

“¡Feliz Día Papá!”

“¡Feliz Día Papá!”

Uno de los momentos más emocionantes que he vivido como papá fue cuando Diego, mi hijo mayor, me dijo esa frase por primera vez, hace ya muchos años. Recién estaba aprendiendo hablar y seguro que aún no comprendía exactamente lo que me estaba diciendo, pero escuchar su voz de niño pequeño decir esas palabras me llenó de una profunda alegría.

Hoy se celebra el Día del Padre en Chile, y así como todos los años a mediados de junio, miles de niños, jóvenes y adultos se toman un minuto para darle un saludo o un abrazo a su papá y desearle un feliz día. Los más pequeños entregan obras que prepararon con sus madres o con las educadoras en el jardín infantil, mientras que los más grandes suelen entregar tarjetas y regalos.

Imagen de Dia del Padre
Ser padre es una aventura de proporciones Legendarias.

Como no quería dejar pasar esta fecha sin escribir al respecto, estuve pensando toda la semana cuál sería el tema del artículo. Entonces, recordé que muchas veces he pensado que ser desarrollador de videojuegos tiene muchas cosas en común con ser papá. No en vano he llegado a decir que algún proyecto en el que trabajé durante varios años era “como un hijo” para mí, algo que seguro que mis compañeros de trabajo de Wanako / Behaviour recordarán y sabrán a cuál proyecto me refiero.

Todo comenzó hace mucho años…

Sé que la comparación de la paternidad con el desarrollo de videojuegos tal vez pueda parecer demasiado liviana, pero ésta nace de lo profundo que ambas experiencias me han marcado a lo largo de mi vida.

Creo que fue mi hermano menor, Javier, el que me hizo darme cuenta que cuando grande yo quería ser papá. Soy diez años mayor que él, y tal diferencia fue suficiente para permitirme sentir lo que significaba que un bebé me mirara con absoluta admiración, que sintiera que yo era su héroe, que tratara de imitarme en todo y que aprendiera mucho de lo que yo hiciera frente a él. Sentí que mis acciones eran un ejemplo para alguien más, que se volvían trascendentes más allá de mi propio ser, y la impresión fue tal que ser padre se volvió una meta, un sueño que me propuse cumplir cuando fuera adulto, llegando a concretarse por primera vez cuando nació Diego, hace once años.

Por otro lado, la historia de como nació el sueño de ser videojuegos ya la conté en un artículo anterior de este mismo blog. En resumen, mis padres nos regalaron un Atari con videojuegos cuando yo era niño, y luego mi papá me mostró lo que era la programación. Fue tan impresionante que desde entonces supe que quería dedicarme a crear videojuegos cuando fuera mayor.

Así, ser padre y creador de videojuegos son metas que tuve desde niño, y que desde entonces se volvieron parte fundamental de mi crecimiento y desarrollo personal y profesional.

Uno nunca termina de aprender

Ser papá es difícil y para hacerlo medianamente bien hay que estar dispuesto a aprender muchas cosas. Cuando el niño nace, por ejemplo, lo primero que hay que aprender son los cuidados mínimos, a cambiar pañales, a tomarlo en brazos, a lavarlo, a darle una mamadera, entre muchas otras cosas.

A medida que el niño crece, los desafíos van cambiando, y hay que seguir aprendiendo nuevas cosas. No es fácil educarlo y enseñarle límites, mientras se le respeta y se le da espacio para que desarrolle su propia individualidad. Cada uno de los pasos que el niño va dando requiere que los padres vayamos adaptándonos y preparándonos para las nuevas etapas que vienen, de modo que podamos acompañarlos y apoyarlos como corresponde.

Conversar con el niño acerca de temas complicados como la drogadicción, responder la gran pregunta “¿de dónde venimos?”, o enfrentar los cambios en la personalidad que vienen en la etapa de la pubertad, son desafíos para los que yo creía estar preparado, pero no lo estaba. Tuve que observar, escuchar, pedir consejo y poner mucho de mi parte para poder estar a la altura de lo que mi hijo necesitaba de mi como papá.

Además, todos los niños son diferentes, y a veces las mismas técnicas que uno aplicó y funcionaron con el primer hijo, ya no funcionan con el siguiente, por lo que siempre debemos estar atentos y aprender a comunicarnos y a empatizar con ellos de la manera como cada uno lo requiera.

Imagen de muchos niños
Todos los niños son diferentes, cada uno es un mundo por conocer

El aprendizaje constante también es pan de cada día en el desarrollo de videojuegos. Por una parte, el mercado va cambiando y a medida que el público gamer evoluciona, se necesita mucha creatividad para construir nuevas mecánicas e inventar nuevos géneros que sean capaces de seguir encantando y entreteniendo a los jugadores.

Por si esto fuera poco, la tecnología también va avanzando vertiginosamente, por lo que quienes trabajamos en esta industria no sólo necesitamos estar perfeccionando permanentemente las técnicas que utilizamos en nuestro día a día, si no que también debemos conocer nuevos dispositivos, dominar diferentes generaciones de consolas y aprender a sacar el mayor provecho posible de todas las herramientas que están a nuestro alcance.

Y al igual que con los niños, todos los proyectos son diferentes. Incluso aunque digamos que este proyecto será una copia del anterior pero “sólo con unos pequeños cambios”, la realidad es que siempre aparecen imprevistos y particularidades que hacen que el nuevo proyecto tenga sus propios desafíos.

(continúa en la próxima página…)

Share Button

Juan Pablo Lastra

Juan Pablo crea videojuegos desde los ocho años y fue padre por primera vez el año 2004. Hoy ya tiene tres hijos y ha trabajado en más de veinte videojuegos. Desde hace un tiempo se interesó en cómo se relacionan la paternidad y su profesión, y decidió a escribir al respecto fundando "Papá Game Dev".

4 comentarios en ““¡Feliz Día Papá!”

  1. Me encantó!! Siempre leo lo que publicas, aunque no soy mucho de videojuegos, he aprendido varias cosas en tu página y obviamente también a través de mi Esposo porque le gustan mucho!!
    Creo que haces un excelente trabajo como padre y también haces más cercano el mundo de los videojuegos a la gente en general!!
    Cariňos y bendiciones!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *