Skip to main content

“Papá, ¿me ayudas con efectos especiales?”

“Papá, ¿me ayudas con efectos especiales?”

Diego, mi hijo mayor, me escribió hace unos días pidiéndome que lo ayudara a hacer efectos especiales. Me contaba que, para un concurso de Alianzas que tienen en su colegio, necesitaban que alguien les hiciera efectos especiales como en la escena de la película “Los Juegos del Hambre”.

“Esa donde aparecen con llamas en las espaldas”, me explicó.

Imagen de Los Juegos del Hambre
Diego necesitaba efectos especiales como los de esta imagen, nada más.

Cuando recibí su mensaje, sentí una mezcla de incredulidad y de alegría. A veces los hijos creen que los papás somos magos y/o super héroes. Uno, como papá, se siente feliz, halagado, orgulloso de que el pequeño lo mire a uno con esos ojos.

Por otro lado, muchas veces nos piden cosas que realmente no se pueden hacer, lo cual nos pone en grandes aprietos, principalmente porque nos duele desilusionarlos y que se den cuenta que no podemos hacer todo lo que ellos imaginan.

Como no tenía más información y no lo vería en persona hasta la noche, comencé a hacer suposiciones. El escenario más razonable era que Diego necesitara hacer efectos especiales para algún video de su Alianza. Sin embargo, cuando por fin hablé con él, descubrí que lo que necesitaban no era hacer los efectos especiales en un video, si no que al rededor de una persona, de verdad.

“Papá, yo sé que es difícil, pero ¿nos podrías ayudar?”

Volví a sentir orgullo y alegría. Mi querido hijo aún cree que puedo hacer cosas espectaculares como esa.

Lamentablemente, tuve que decirle la dura verdad y reconocer que no había manera que yo pudiera lograr lo que él quería.

Del Cine a los Videojuegos

¿Y por qué a Diego se le ocurrió que yo podría ser capaz de hacer efectos especiales?

Gracias al cine, la gran mayoría de las personas tiene alguna noción de lo que son los efectos especiales. Saben que están relacionados con tecnología y que permiten, de alguna manera mágica y complicada, que se vean cosas en las películas que no son posibles de hacer (al menos no todavía) en la realidad.

No conozco suficiente de la historia del cine como para poder precisar acerca de la “invención” de los efectos especiales, pero sí se me ocurren varios ejemplos de efectos especiales de los más primitivos.

El primero que se me viene a la mente es el de las películas del oeste norteamericano, las de vaqueros, y sus típicas escenas en que un comisario le disparaba al bandido para derribarlo. Evidentemente, ningún actor quería recibir balas de verdad en su trabajo.

Por eso, se usaban pistolas de fogueo y se simulaba que salía sangre del cuerpo o que estallaban cosas cerca al recibir los disparos, todo para dar la ilusión que efectivamente había disparos, pero sin que de verdad los hubiera.

Escena de película de vaqueros
Si no existieran los efectos especiales, el actor habría muerto al filmar esta escena.

A medida que la computación y la tecnología avanzaron, los efectos especiales se volvieron más complejos y espectaculares y, sobre todo, comunes. A nadie le extraña que en la actualidad las películas que vemos estén llenas de efectos especiales, y que estos sean cada vez más impresionantes.

Efectos especiales en Matrix
En la popular saga de películas Matrix, la tecnología usada para filmar algunas escenas es impresionante. En esta, por ejemplo, se usaron decenas de cámaras de alta velocidad para poder generar el efecto de que la cámara gira mientras los protagonistas parecen moverse en cámara lenta.

Esa relación de los efectos especiales con computación y la tecnología hacen que mucha gente piense que los videojuegos también tienen efectos especiales, como en el cine. Parece lógico, pues los videojuegos están completamente ligados a la tecnología y muchos videojuegos también tienen escenas espectaculares, como las que se consiguen con efectos especiales en las películas.

Por eso, más allá de la sorpresa por la complejidad de lo que me estaba pidiendo, no me extrañó que Diego pensara que yo pudiera saber cómo hacer efectos especiales.

Sin embargo, la triste verdad es que no tengo idea cómo hacerlos.

¿Hay Efectos Especiales como los del Cine en los Videojuegos?

Creo que es más simple responder a esa pregunta con un par de ejemplos.

Supongamos el caso de una película como Superman, con una escena en que el personaje principal da un salto y empieza a volar. Hacer eso en el cine, y que se vea bien, está lejos de ser trivial. En los videojuegos, curiosamente, es bastante sencillo tomar un personaje y hacerlo volar, pues simplemente hay que modificar las coordenadas del personaje en el mundo virtual y éste será dibujado donde queremos.

Escena de película Superman
Clásica escena de Superman, donde el protagonista emprende el vuelo.

Por el contrario, ahora imaginemos una escena en la que una mujer de pelo largo está de pie en la orilla de una playa, corre viento y éste agita su cabello y su ropa airadamente. De fondo, las olas revientan incesantemente salpicando agua hasta donde está ella y mojándole los pies.

Hacer una escena como esa en el cine es relativamente fácil. Se necesita una actriz de pelo largo, ropa liviana, una playa, y un día de viento. Conseguir la misma escena en un videojugo, y que se vea bien, es muchísimo más difícil. Detalles como simular las olas del mar o el movimiento del cabello de la protagonista tienen una complejidad altísima y recién los computadores de los últimos años están siendo capaces de lograrlo con una calidad convincente.

Mujer en la playa con viento
Bella actriz + playa + atardecer + viento = escena perfecta de una película, casi imposible de reproducir en un videojuego.

La gran diferencia, en concreto, es que mientras que en el cine los efectos especiales buscan agregar elementos de ficción al mundo real, en los videojuegos todo es ficción y lo que cuesta muchísimo es lograr justamente lo contrario, es decir, que las cosas parezcan reales.

Con tecnología, por supuesto, es posible acortar las diferencias.

Grandes superproducciones de Hollywood consiguen niveles de ficción impresionantes gracias a millonarios presupuestos y altas inversiones en efectos especiales. Del mismo modo, grandes superproducciones de los videojuegos, también con millonarios presupuestos y usando las últimas tecnologías disponibles, son capaces de alcanzar un realismo y una fidelidad visual asombrosos.

Imagen de Forza Motorsport 6
Asombroso, no hay otra forma de describir la fidelidad visual de algunos videojuegos de la última generación como Forza Motorsport 6

(continúa en la próxima página…)

Share Button

Juan Pablo Lastra

Juan Pablo crea videojuegos desde los ocho años y fue padre por primera vez el año 2004. Hoy ya tiene tres hijos y ha trabajado en más de veinte videojuegos. Desde hace un tiempo se interesó en cómo se relacionan la paternidad y su profesión, y decidió a escribir al respecto fundando "Papá Game Dev".

3 comentarios en ““Papá, ¿me ayudas con efectos especiales?”

  1. Hola!
    Nada mas me gustarìa aclarar que no son (efectos especiales), son EFECTOS VISUALES los que son creados digitalmente!
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *